2019

Prevención de Obesidad Infantil (Segunda parte)

 

Consejos a los padres para prevenir la obesidad infantil:

  1. Evitar la ganancia excesiva de peso durante el embarazo
  2. Mantener lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses
  3. Evitar la introducción precoz de alimentación complementaria, iniciar papillas después de los 5-6 meses
  4. No ofrecer jugos ni alimentos edulcorados en el primer año de vida
  5. Enseñar a tomar agua en vez de jugos o bebidas azucaradas
  6. Respetar los horarios de comidas, evitando extras entre comidas
  7. A partir de los dos años el niño debe recibir 4 comidas diarias, o bien, 4 comidas y una merienda liviana si el intervalo entre 2 comidas principales es mayor de 4 horas
  8. Servir porciones acorde a la edad del niño, no platos iguales para todos
  9. No ofrecer alimentos como recompensa o premio
  10. Limitar el consumo de golosinas y comida rápida, dejándolas solo para ocasiones especiales
  11. Evitar el consumo de alimentos con alto contenido de grasas y azucares refinados.
  12. En escolares, ofrecer solo una colación saludable (fruta, lácteo bajo en grasa) a media mañana, no una colación para cada recreo
  13. Enseñar a comer lento y masticar cada bocado
  14. Comer en familia al menos 5 veces/semana
  15. Disminuir la inactividad: Limitar el tiempo de pantalla a menos de 1 hora/día en preescolares y a menos de 2 horas/día en escolares
  16. No tener televisión en la pieza del niño
  17. A nivel escolar, incentivar educación física efectiva y recreos activos
  18. Realizar al menos 60 minutos de actividad física al día acorde a la edad del niño:
    • Juegos recreativos en preescolares
    • Caminatas en familia
    • Deportes en equipo en escolares
    • Incentivarlos a ayudar en tareas de la casa

 


2019

SOBRE EL DÍA INTERNACIONAL DEL CÁNCER INFANTIL

editorial

Cada 15 de febrero (desde el año 2001) se celebra en todo el mundo el Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer Infantil. Con esta celebración se pretende concienciar a las sociedades, las comunidades y las autoridades sobre la extensión y el impacto de la enfermedad oncohematológica en las edades pediátricas, apoyar a los investigadores e instituciones en el desarrollo y validación de nuevos métodos diagnósticos y de tratamiento, y luchar porque todos los niños enfermos tengan acceso a un diagnóstico y tratamiento adecuados.

A todos alarma la creciente incidencia del cáncer en las edades pediátricas. El cáncer es una de las principales causas de mortalidad entre los niños y adolescentes en todo el mundo. Cada año se diagnostican con cáncer a unos 300.000 niños y adolescentes. Si bien las tasas de curación de los tratamientos disponibles superan el 85%, todavía mueren muchos por estas causas (o debido a las complicaciones).

No hay que pasar por alto que estos tratamientos pueden ser mutilantes, y afectar la imagen y la autoestima de los niños, en un momento en que todavía se está construyendo su personalidad, y dentro de la cual la identificación con su cuerpo y su rostro es fundamental. Otro aspecto de los tratamientos citorreductores es la cuota de aislamiento social y grupal que tienen agregada, lo que la desconecta al niño enfermo de su comunidad de pertenencia, y donde también construye su personalidad. Y no podemos pasar por alto que más niños de los que podríamos admitir están excluidos de los tratamientos existentes por precariedad social, económica y/o política.

Un niño con cáncer debe conservar su derecho a sonreír, a jugar, a sentirse apreciado, fortalecido y acompañado en todos las dimensiones y dominios de su personalidad y existencia, y solo señalo los físicos y emocionales. Junto con los tratamientos citorreductores se deben incorporar las correspondientes terapias nutricionales.

Se debe hacer ver a los equipos médicos que la Terapia Nutricional forma parte indisoluble del tratamiento antineoplásico, que es perfectamente segura, y que es efectiva para ayudar a los niños y adolescentes enfermos a tolerar mejor el tratamiento, disminuir la incidencia de complicaciones, aumentar sus probabilidades de supervivencia, y mejorar la calidad de vida. Pero sobre todas las cosas, la Terapia Nutricional es un derecho que le asiste al niño en este trance de su vida, y que nosotros debemos ser los garantes de la realización del mismo.

Envuelta en un ambicioso y estratégico programa de desarrollo y crecimiento, la Federación Latinoamericana de Terapia Nutricional, Nutrición Clínica y Metabolismo no ha querido dejar pasar por alto el Día Internacional de Lucha contra el Cáncer Infantil. Debemos coordinar esfuerzos en todas las esferas asistenciales para prevenir primero y tratar después, esta enfermedad que ya cobra muchas vidas valiosas; y acompañar siempre a los equipos médicos y a las familias en la administración de las terapias nutricionales.

La conducción del Estudio Latinoamericano de Nutrición en los Hospitales pediátricos de la región debe brindarle particular atención a la manera en que los niños y adolescentes con esta condición acceden a las terapias nutricionales. Felanpe también incentiva la formación académica de los profesionales de la salud que laboran en el campo pediátrico por medio de recursos como el Curso de Nutrición Pediátrica (CNP). Y por último, y sin que demerite la importancia de todo lo anteriormente dicho, Felanpe está comprometida a asegurarles a todos los que la requieran una terapia nutricional oportuna, óptima y efectiva.

Dra. Dolores Rodríguez Veintimilla

Presidente FELANPE


2019

Dr. Lázaro Alfonso Novo “Nutrición en la atención materno infantil”

editorial

Dr. Lázaro Alfonso Novo
Presidente Sociedad Cubana Nutrición Clínica y Metabolismo

Abordar el tema “Nutrición en la atención materno- infantil”  es la forma más exacta de aproximarnos a la salud integral del futuro individuo adulto.  El  binomio madre-hijo permite adentrarnos  en el fascinante mundo  de la nutrición desde las remotas   fechas   de  la  pre concepción  hasta las enfermedades crónicas no trasmisibles que hoy sufren millones de personas adultas  en todo el mundo.

Aspectos fundamentales de la consejería nutricional  prenatal pueden ser básicos en la prevención de trastornos nutricionales en el recién nacido y primeras etapas  de la vida. .

Los primeros mil días de la vida de un ser humano determinan cómo seremos en el futuro.

El estado nutricional  de la mujer antes y durante el embarazo  repercute en el desarrollo del feto, del recién nacido y del lactante.  En adolescentes, mujeres de bajo peso pre- gestacional,  y en gestantes con sobre peso y obesas  el riesgo de problemas nutricionales es mayor. La evaluación antropométrica de la embarazada permite pronosticar con bastante certeza el estado nutricional del niño. El peso alcanzado en las diferentes etapas del embarazo y la tasa o incremento ponderal  nos dan la oportunidad de valorar la evolución de la gestación con  mucha exactitud.   Es tarea de vital importancia  la correcta intervención de la  malnutrición por defecto y por exceso y las carencias de micronutrientes durante el embarazo con vistas a  preparar a la madre para una lactancia exitosa y una adecuada alimentación complementaria. Damos un valor inestimable a la atención nutricional pre natal que debe siempre estar caracterizada por una serie de eslabones en su accionar: precoz, periódica, continua, completa, individualizada, integral y en equipo. Otros elementos favorecedores para la salud  nutricional e integral materna  con proyección a la salud del feto y del recién nacido en esta atención prenatal son: acciones preventivas y continuas en favor de la salud,  reducir riesgos de morbilidad y mortalidad materna  así como en los embarazos subsecuentes, promover desarrollo de habilidades para la crianza de los hijos, entre otros.

Por tales razones la correcta  cobertura de cuidados nutricionales de la gestante asegura un producto cada vez más saludable.

En lo referente a la atención nutricional del niño debemos defender  las enormes ventajas  nutrimentales, inmunológicas y psico afectivas de la lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de la vida y complementada hasta los dos años para lograr  un niño  sano y sentar las bases de una alimentación complementaria bien diseñada que asegure un crecimiento y desarrollo adecuados.

Nutrición y salud van de la mano cuando un equipo tratante multidisiplinario se dispone a brindar cuidados con esmero y dedicación. Los sistemas nacionales de salud en nuestro continente deben tener como premisas estas consideraciones que hoy adelantamos.

1 2 3 4